El Parador de las Hortichuelas

El Parador. Roquetas de Mar 1954. 56 viviendas. Arquitecto: José García-Nieto Gascón

El Parador de la Asunción o de las Hortichuelas se sitúa en un cruce de caminos al norte del municipio de Roquetas de Mar. Un cruce entre la carretera nacional (N340a) y la carretera de Roquetas a Alicún (A 1051).

El Parador de las Hortichuelas, también llamado antiguamente “Parador de Corrales” y “de la Asunción” debe sus nombres a cuatro hechos:

1.- ser un cruce de caminos existentes donde los carruajes de antaño hacían “parada”, (de ahí, “Parador”);

2.- “de corrales”, en honor al primer propietario de todas estas tierras llamado Antonio Corral;

3.- a la gran cantidad de pequeñas huertas (“hortichuelas”) existentes en la zona;

4.- “de la Asunción” de la advocación mariana de su iglesia, quien junto con San Isidro son los titulares de esta iglesia.

Una particularidad es que se encuentra en el límite municipal de Roquetas de Mar con Vícar, y una parte pequeña de El Parador pertenece al municipio de Vícar, aunque el proyecto del INC se realiza en municipio de Roquetas de Mar.

Es el primer pueblo de nueva creación que el INC realiza en la provincia de Almería. Se construyen 56 viviendas, 37 de colonos con sus dependencias agrícolas y 19 de obreros. A esto hay que añadir la construcción de una escuela adaptable a capilla, la vivienda del maestro, un edificio social con dos despachos municipales y un comercio-cantina con la vivienda del comerciante.

A pesar que en España en 1954 se tenía cierta experiencia en la creación de los pueblos de colonización, cuyos primeros poblados son de mediados de los años cuarenta, se muestra cierta provisionalidad en el programa a desarrollar. Muestra de ello es por ejemplo en el plano del ayuntamiento, donde en una primera fase iba a ser la vivienda del funcionario del INC y en una segunda fase se transforma en los despachos municipales. Algo similar ocurre con la escuela-capilla que al final se transforma en las dependencias parroquiales.

Fue construido en cuatro etapas y la lentitud a la hora de construir es un aspecto a destacar. Un pueblo de tamaño pequeño con sólo 4,7has. El primer proyecto comprendía la construcción de 23 viviendas de colonos, la vivienda del maestro, el edificio social y la escuela-capilla. Francisco Franco inauguró el poblado el 1 de mayo de 1956. El segundo proyecto data de 1957 y se desarrolla en dos fases, con once viviendas que las últimas son terminadas en 1962. Ese mismo año se proyectan 12 viviendas más por José Luís Fernández del Amo, que se construyen en 1964.

En mayo de 1964 el arquitecto Francisco Langle Granados proyecta la iglesia que se va a construir entre 1965 y 1966. Langle además redacta el proyecto del mercado, dos escuelas con una vivienda de maestro y una vivienda para perito agrícola. La construcción de El Parador concluye en 1967.

La primera fase que es la más importante en cuanto a implantación y tamaño. Se vertebra en torno a una plaza que se construyó en el cruce de las dos carreteras anteriormente comentadas. La iglesia se sitúa en el lado sur de la plaza y ocupa el espacio dejado por el patio de las escuelas. En el proyecto inicial de escuela mixta adaptable a capilla de 1954 se puede ver la escuela con un doble porche de acceso, uno para el aula y otro que accede directamente al presbiterio, el cual se comunica con la clase. Uno de os uros del presbiterio se prolonga superiormente para formar la espadaña que contiene la campana. En el proyecto de 1964 se distingue la transformación de la escuela-capilla en dependencias parroquiales y además se construye la vivienda del cura. La iglesia se sitúa en una esquina del solar, adosada a las viviendas de los colonos. Se accede a ella a través de un porche. Su planta es poligonal, con el coro en la planta superior, rodeando todo el presbiterio. Unas vidrieras de hormigón iluminan la iglesia. El edificio social (el cual fue derribado) cierra la plaza de la iglesia por el lado este. Un edificio en dos plantas, donde la planta baja era porticada en los extremos. En este pórtico se encontraba una placa de la inauguración de El Parador por Franco. En este edificio se encontraba el ayuntamiento y la casa del maestro, con tres dormitorios y un despacho en la planta baja. En el otro extremo está el comercio y la cantina con la casa del comerciante. La fachada se compone en torno a un eje, que es la entrada de la vivienda del maestro. En la planta alta el mismo hueco sirve para reuniones municipales, los dormitorios o el salón-estar del comerciante, y los extremos se singularizan con sendos balcones.

Las viviendas son similares a las proyectadas por José García-Nieto en la ampliación de Roquetas. Como nota característica de estas viviendas es que en su proyecto hay una referencia a que son ampliables, como vivienda crecedera para colono. Las viviendas de Fernández del Amo de 1962 son mucho más interesantes que las García-Nieto, ya que utiliza elementos de sencillos pero con tendencia a un cierto populismo. Cambia la distribución de las plantas, los alzados y se acerca más a tendencias del movimiento moderno, pero de una manera popular.

Desgraciadamente muchas de estas viviendas, así como el centro social ya no existen y han sido sustituidas por otros edificios de cuatro o cinco alturas.

Iglesia de El Parador

El arte moderno en la iglesia.

La construcción de las iglesias en los poblados de colonización se determina en función de sus habitantes. Hasta 50 habitantes la escuela se utiliza como capilla. De 50 a 100 se proyecta una capilla con sacristía. De 100 a 200, la iglesia, además de sacristía, debe contar con archivo parroquial, aseos, vivienda del sacerdote y locales de Acción Católica. Para una población mayor se mantiene el mismo programa. El tamaño de las iglesias era parecido, diferenciándose en la existencia de más o menos dependencias. No hay ninguna normativa respecto a su tamaño en función de sus habitantes. En el proyecto inicial del El Parador se proyecta “una escuela mixta adaptable para capilla”. Ello es debido a la escasez económica de aquellos años. La iglesia actual se construye en 1965 según proyecto de Francisco Langle.

La nave principal mide 23 metros de altura y dispone de un coro que rodea el espacio central de dicha nave. Una iglesia sencilla y austera, se descarta de lo innecesario y se libera de lo superfluo. Se consigue un alto grado de serenidad y equilibrio con muy pocos materiales. Sus muros son blancos, originalmente estos muros estaban encalados. La luz penetra suavemente por sus vidrieras, situadas en la parte superior, en el coro. Se crea un ambiente adecuado para la oración y de recogimiento con cierto paradigma con los templos góticos con una luz tamizada. El suelo es de terrazo y el techo plano.

Una característica es su campanario que destaca sobre las viviendas y edificios. Es un hito de referencia en el paisaje y una seña de identidad propia de El Parador. Se encuentra rematado por un cuerpo metálico.

En cuanto a obras escultóricas, encontramos una magnífica talla de Cristo de José Luis de Peña. Esta talla no se encuentra ya en la iglesia. Estaba colgada desde el techo a la altura del presbiterio mediante unos cables de acero. Fue cedida a la iglesia de Nuestra Señora del Carmen en La Gangosa. También ha habido cambios en la Virgen y los Ángeles que han sido sustituídas por otras imágenes. El Cristo pasó de estar colgado a la altura del presbiterio a ponerse en la pared del altar mayor y fue sustituído por otra talla. Se ha sustituído por el Cristo de la Buena Muerte, que es la imagen titular de la cofradía del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Señora de la Amargura que procesiona en Semana Santa. Imagen del Santísimo Cristo de la Buena Muerte: realizada en madera de cedro por el imaginero D. Jesús Curquejo Murillo. Esta imagen recibió la bendición el 19/02/1995.

La iglesia ha sufrido un cambio sustancial en su interior. La imagen del Cristo, de la Virgen y de los Ángeles han sido sustituidas por otras imágenes. Estas nuevas imágenes están policromadas. La imagen de la Virgen ha sido sustituida por una imagen mariana de la Asunción.

El patrón, San Isidro Labrador original, ha sido sustituido por una imagen policromada de San Isidro Labrador. Imagen tallada en madera y policromada.

El fondo del presbiterio ha sido aplacado con piedra natural siguiendo los desniveles del suelo.

Además en la Iglesia podemos encontrar la imagen primera de San Isidro Labrador, la imagen de Nuestra Señora de la Amargura. Obra del imaginero sevillano D. Juan Manuel Miñarro López. Sus vestimentas fueron confeccionadas por D. Juan Antonio Curquejo Morales. La corona fue realizada en los talleres de Hijos de D. Juan Fernández Gómez. Imagen bendecida por el Excmo. Y Rvdmo. Sr. Obispo de Almería Dr. D. Rosendo Álvarez Gascón el día 28/11/1994.

La imagen de San Juan Evangelista, tallada en madera de cedro policromada obra del escultor e imaginero gaditano D. Luis González Rey. Recibió la bendición el 4/04/1998.

Estas sagradas imágenes radican y reciben culto en la Iglesia Parroquial de la Asunción.

Jacinto Díaz Navarro – IES Algazul – CEIP Llanos de Marín (Roquetas de Mar)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies