La balsa de Alicún

La Balsa de Alicún de cuyo fondo mana el agua. En época romana se produce el primer asentamiento del pueblo. Se instalan termas sobre un manantial salutífero a continuación de los baños de Alhama, llamados al-Hammam Vexitan, que traducen por Baños Huecijanos y que el historiador Alemany identifica con los de Alicún. Posteriormente fue utilizada por los musulmanes como baños termales, estos son a los que hizo referencia Idrisi (geógrafo y cronista musulmán del siglo XII).

Balsa y torre-reloj

Una torre de reloj que regularía el uso del agua para el regadío de sus bancales y huerta. Bajo este minarete se encuentran los baños árabes llamados baños huecijanos. Los Baños, corresponde al siglo XII, fue una sala de baños compuesta por una balsa y un vestíbulo que se localiza tras la torre. El agua sobrante de los baños era utilizada en el lavadero público y a partir de ahí para el regadío.

Lavadero público

El Lavadero Público donde venían las mujeres a lavar la ropa, coger agua para transportar hasta las viviendas para usos domésticos e higiénicos. También era utilizado como abrevadero de las bestias y ganado. Un lugar de encuentro de la población alrededor del agua, que sirve como elemento sociabilizador a través de la conversación.

Otra fuente de Alicún es la Mina, está situada a la entrada del pueblo. Sus aguas vienen de una antigua mina que se localiza un poco más arriba de la fuente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: