La Huella de Salzillo en Almería

Francisco Salzillo y Alcaraz. Murcia, 1707-Murcia, 1783. Artista reconocido

Con los años y el reconocimiento de su obra, Salzillo se va convirtiendo en el artista al que todo el mundo respeta y mima, esto hizo que le empezaran a llover encargos, no sólo de las iglesias y conventos de Murcia, sino también de las provincias limítrofes: Alicante, Albacete y Almería.

Este éxito propició que en 1759 se le nombrara “Escultor Oficial del Concejo de Murcia e inspector de pintura y escultura”, trasladando su residencia y taller del barrio de San Andrés a la calle Vinader.

En 1763 muere su esposa, y comienza a compaginar la actividad artística con una serie de reuniones con otros artistas e intelectuales de la ciudad, que terminarían desembocando, en 1777, en la fundación de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, en cuyo seno se crearía dos años después la Escuela de Dibujo, de la que Salzillo sería el primer director.

El 2 de marzo de 1783 muere el escultor, y al día siguiente fue enterrado en el convento de capuchinas de Murcia, en el que había profesado su hermana Francisca de Paula.

La huella de Francisco Salzillo en Almería. Se analiza la producción conocida y documentada de Francisco Salzillo y su escuela en el ámbito territorial de Almería. Igualmente, se incorpora nueva documentación sobre el proceso del encargo de la imagen de San Indalecio, patrón de la diócesis, para su capilla en la catedral de Almería.

Interesante documento acerca de su obra en Almería: http://revistas.um.es/imafronte/article/view/42551/40891