Oria: Basílica Nuestra Señora de las Mercedes

Las basílicas se dividen en mayores y en menores. Las basílicas mayores son cuatro y se encuentran en Roma. Se consideran basílicas menores al resto de las iglesias romanas que tienen funciones parroquiales o bien son títulos cardenalicios o diaconías. El papado ha concedido este título de «basílica menor», con los mismos privilegios que las iglesias romanas, a otros templos del mundo católico, mediante breve pontificio o rescripto. En 2006 había oficialmente 1506 basílicas en todo el mundo. Todas las catedrales poseen implícito el título de basílica menor, aunque hay algunas catedrales que han solicitado el título de «basílica menor» por separado: a éstas se las conoce comúnmente como «catedral-basílica».

Escudo del Marqués de los Vélez en la portada del templo 

Escudo. Todas las basílicas, por su peculiar relación con la Cátedra de Roma y con el Sumo Pontífice, tienen la concesión de poseer su propio escudo y de exhibir las insignias pontificias.

BASÍLICA MENOR DE NUESTRA SEÑORA DE LAS MERCEDES

En 1999 la Basílica fue declarada Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento Histórico-Artístico Nacional.

El monumental edificio fue construído en el siglo XVIII, concretamente entre los años 1767 y 1779, estando las obras promovidas por Antonio Álvarez de Toledo, décimo Marqués de los Vélez. El marqués tenía la obligación de construir y reparar todos los templos de su señorío a cambio de las rentas que pagaban sus súbditos a la Iglesia Católica. El arquitecto Fray Pedro de San Agustín participó en su construcción, este también fue el autor de la Iglesia de la Encarnación de Vélez-Rubio, mejor ejemplo del barroco en Almería. También influyó en la construcción de este edificio el obispo de aquella época de la Diócesis de Almería, Claudio Sanz y Torres, al que le debemos la construcción de los principales templos barrocos de nuestra provincia.

En 1810, las tropas napoleónicas se hicieron con el edificio, destruyendo todos los decorados del interior. Retablos e imágenes de gran valor fueron quemadas. En 1879 el Papa León XIII lo declaró Basílica Menor, perteneciendo así a la Basílica de San Juan de Letrán de Roma. Con la mencionada declaración papal también le fue otorgado al templo un lignum crucis, es decir un relicario con un fragmento de la cruz de cristo, que actualmente se encuentra en el lugar. En 1889 se volvió a producir un grave incendio que dañó parte del edificio.

Durante la Guerra Civil Española, la basílica sufrió el saqueo y la destrucción de imágenes y retablos; además la iglesia fue convertida en mercado de abastos y después en cine.

 El edificio tiene una planta rectangular de cajón con una cúpula de media naranja sobre el crucero. El interior está poco ornamentado, existiendo algunos relieves de estuco. La capilla mayor posee un mural pictórico realizado en 1960 por Pedro Cervantes, pintor de Cuevas del Almanzora que simula un retablo. El retablo anterior fue destruído durante la Guerra Civil. Posee un sobrio exterior, siendo el elemento más destacable la portada, en la que se puede ver la escultura de Nuestra Señora de las Mercedes, titular del templo. La majestuosa torre se sitúa a la izquierda.


Para saber más: http://orialmeria.blogspot.com.es/2009/03/la-iglesia-de-oria.html

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: