Sierra Almagrera: Cuevas del Almanzora

La Sierra Almagrera se encuentra pegada a la costa y con una cota máxima de 366 metros sobre el nivel del mar, en su totalidad en el término municipal de Cuevas de Almanzora.

Fue el centro minero más importante de España durante el siglo XIX. Es emblemático el mineral llamado jarosita, llamada así por abundar en Sierra Almagrera en el llamado barranco del Jaroso.

Las extracciones mineras transformaron el paisaje durante el siglo XIX y buena parte del siglo XX. Abundaban las fundiciones y llegó a tener un ferrocarril minero que transportaba el metal hasta el puerto de Almería. Desde el neolítico fusionaban los distintos tipos de roca y se convirtió en el nacimiento de la primera industria metalúrgica de occidente.  Las colonias fenicias ya explotaban su riqueza y muestra de ello fue el poblado de Baria, localizada en el actual pueblo de Villaricos (donde se pueden ver restos de la necrópolis y la fábrica de salazones fenicias). Los nativos cambiaban la plata y otros metales, los cuales poseían en abundancia, por mercancías exóticas y otras baratijas. El aprovechamiento de las riquezas de Sierra Almagrera lo continúan los cartagineses y posteriormente los romanos. Expertos y ambiciosos mineros que dejaron su asombrosa habilidad para trabajar las minas. Uno de los ejemplos más representativos es la galería Romana del Arteal. Con el transcurso de los siglos, esta actividad minera va decreciendo, por la sucesión de conflictos bélicos y la alternancia en el poder de distintas culturas. Tras la reconquista Cristiana por los Reyes Católicos, Sierra Almagrera cae en un profundo olvido.

Filón del Jaroso.

En 1838: Pedro Bravo López y Andrés López (alias el Perdigón), subsistían al pie de la sierra, dedicados a las labores propias del campo. Afanados en el pastoreo y recogiendo leña, para vender en los hornos de Cuevas. Entre sus diversas ocupaciones estaba también la de servir a los alfareros, cargas de tierras oscuras con motas brillantes que utilizaban para dar la capa de vidriado a sus vajillas de barro. Desconociendo estos, otra aplicación de aquellas tierras que arrancaban en un tajo del barranco del Jaroso. Quiso el destino, que en esta relación entre pastores y alfareros, se cruzara Don Julián López Salcedo. Hombre ilustrado, que si conocía otras utilidades de aquellas oscuras tierras. Prueba de ello, es que en 1839, Don Miquel Soler Molina, sus hijos y unos vecinos de Cuevas, se asocian para formar la primera sociedad minera de Sierra Almagrera, llamada Carmen y Consortes. El entusiasmo no debió ser muy grande en estos primeros momentos ya que algunos accionistas se desmarcaron y vendieron sus acciones antes de poner la mina en marcha. Es tras vender las primeras partidas de mineral a una función de Adra, cuando se advierte de la gran cantidad de plata que contiene la galena, dato que se desconocía hasta entonces. La plata convierte la sierra en un hervidero de aventureros, oportunistas y trabajadores en busca de esta nueva fuente de riqueza.

En los siguientes 4 años se presentaron cerca de 18.000 solicitudes pudiéndose registrar tan solo 1.740 minas ya que no había más terreno.

El formidable filón del Jaroso hacía hombres ricos de la noche a la mañana, alentando una fiebre minera que se extendió a las demás sierras de la comarca.

Fundiciones.

La galena de Sierra Almagrera era codiciada por todas las fundiciones de Europa y América, por su alto contenido en plata, dándose la paradoja que países como Inglaterra y Francia que eran deficitarios de estos metales, se convierten en exportadores, vendiendo plata y plomo a los demás países Europeos.

El Gobierno Español, alarmado, promulga en noviembre de 1.840 una Ley prohibiendo la exportación de mineral en bruto.

Las consecuencias de esta ley fue la inmediata puesta en marcha de una veintena de funciones, la mayoría junto a la costa.

De todas estas industrias sólo quedan algunos montones de escombros y en el mejor de los casos una chimenea que delata el emplazamiento.

Jarosita o piedra de alumbre.

La jarosita, piedra de alumbre o almagra es un mineral del grupo VI (Sulfatos). De color amarillo ocre, fácilmente se confunde con la limonita o con la goethita. De color rojo vivo al cristalizar.

Características

Este mineral se forma en depósitos de mena por la oxidación de sulfuros de hierro. La aparición de jarosita se asocia en la Tierra a las aguas termales de carácter ácido; por tanto su presencia indica la existencia de agua durante su formación y por el pH requerido es incompatible con la de los carbonatos. Fue descubierta originalmente en 1852 por August Breithaupt en el barranco del Jaroso, en la Sierra Almagrera, en Cuevas del Almanzora.

Usos

Se utiliza como hemostático tras el afeitado, o tras el depilado, también como desodorante natural, permite que el sudor siga saliendo mientras que elimina el olor del mismo al matar a las bacterias que lo causan. Se usó como cosmético en Roma y en el antiguo Egipto. También se usó como pigmento amarillo para decorar los muros del templo de Karnak, aunque su descubrimiento para la ciencia es reciente.

Jarosita en Marte

En el 2004 se detectó jarosita en Marte con un espectrómetro, lo que se interpretó como una prueba de la existencia de grandes cantidades de agua líquida en Marte en el pasado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: