Tradición Musical: Misas de Gozo en Albox

Las coplas de las Misas de Gozo son cantos de muy marcado sabor navideño y, de hecho, se practicaban durante una serie de misas que daban paso a esta gran fiesta religiosa y civil. Existió en la península durante todo el medievo una muy difundida costumbre religiosa de misas con su advocación y su rito específico y que en su mayoría respondían a lejanos recuerdos de misas y de actos religiosos paleocristianos. La mayoría de estas misas “autóctonas” fueron suprimidas por el concilio de Trento que prohibió su práctica, pero el concepto de esas misas específicas siguió siendo impuesto en los reinos cristianos, a medida que eran reconquistados, con un carácter marcadamente penitencial. Estos cantos (no sabemos si con melodías y ritmos idénticos a los conservados en la actualidad) o cuanto menos la existencia de estos ritos está suficientemente documentada entre el maremagnum de informes, memoriales, órdenes y un largo etcétera que generó la complicada situación militar, política y social de la conquista del Reino de Granada.

Los villancicos son una forma alegre de celebrar el nacimiento de Jesús y una costumbre que se remonta al siglo XIII o quizá antes. Villancico quiere decir canción de villa y en sus orígenes sirvió para registrar la vida cotidiana de los pueblos. Fue muy popular en España en los siglos XV y XVI, y en Latinoamérica se conoció desde el siglo XVII.

Algunas de las melodías europeas de los villancicos, formaron parte de los misterios y representaciones teatrales medievales del ciclo de Navidad.

Cuando se prohibieron en los templos, quedaron como cantos sueltos que se ejecutaban con motivo de esta celebración. Los villancicos pronto se trasladaron del pueblo a la corte y en los siglos XV y XVI se convirtieron en las composiciones poético-musicales profanas más interpretadas.

Será en el siglo XVIII cuando aparezcan los primeros villancicos populares en Albox con la llegada de los franciscanos al Hospicio de la Loma. De todos es sabida la vinculación que tiene la orden franciscana con la Navidad, pues se atribuye a San Francisco de Asís la creación del primer Belén. Los franciscanos fueron los primeros en celebrar las populares Misas de Gozo en Albox. Estas misas se celebraban al alba sobre las seis de la mañana, y se prolongaban durante los nueve días previos a la Noche Buena, en la que se celebra la Misa del Gallo, simbolizando los nueves meses de gestación previos al nacimiento del Niño.

Las Misas de Gozo en su origen estaban ambientadas por las cuadrillas que entonaban cantos de muy marcado sabor navideño. Con el paso del tiempo estos cantos navideños dieron paso a las primeras composiciones de villancicos autóctonos, los cuales se han ido pasando de padres a hijos, incorporándose durante todo este tiempo nuevos villancicos.

Desde el siglo XIX el nombre ha quedado exclusivamente para los cantos populares que hablan del misterio de la Navidad y se cantan con acompañamiento de instrumentos musicales populares. El villancico tiene modificaciones porque se va refiriendo a los elementos que intervienen en la fiesta como son: el Niño, la Virgen María, San José, los Magos de Oriente, los pastores, la mula, el buey, la estrella, el portal, el pesebre o la cuna.

Cuadrilla musical de Albox interpretando Misa de Gozo: