Valle del Almanzora: Las Meriendas

Finalizada la Semana Santa y empezada la Pascua de Resurrección se celebra en los pueblos del Valle del río Almanzora una bonita fiesta. Se conoce con el nombre de “Las Meriendas”. Su origen era celebrar la Resurrección de Jesucristo y dejar atrás los días de ayuno y abstinencia de la Cuaresma y del Triduo Pascual ( Jueves, Viernes y Sábado de la Semana Santa). 

El Domingo de Pascua de Resurrección y los dos días siguientes se celebran las tradicionales “Meriendas”, en las que las gentes salen al campo con su comida formada por fritadas, migas, hornazos, tortillas, arroz con conejo o la típica “cuerva”, orgullo de quién la haga mejor. La cuerva es una bebida parecida a la sangría. Como complemento a esta gastronomía popular tampoco se puede dejar de lado la elaboración de dulces artesanales como tortas, roscos, y turrones. Las comidas para las meriendas pueden ir desde la sencilla carne en la lumbre (hogueras) hasta lo más elaborado de la cocina tradicional almeriense. Además de la comida un factor muy importante es el ambiente de convivencia entre amigos y familiares. Una tradicional fiesta que aglutina todas las generaciones disfrutando de la naturaleza, de la gastronomía y de la amistad.

Comidas de meriendas:

Migas: Elaboradas con harina de trigo o de maíz, agua, aceite y sal. Se acompañan de caldo de pescado, hervido de pimientos rojos y verdes, asados y secos, tomate seco, aceite y ajos y de “tajas” (trozos pequeños. fritos de costilla, magra y asadura, todos ellos de cerdo). También se suelen acompañar de trozos de morcilla frita, pimientos fritos secos, tomates, ajos tiernos asados, rábanos…

Pelotas: Puchero o potaje al que se le añaden albóndigas hechas de harina de maíz, longaniza, pimientos rojos y ajos.

Gurullos: Trozos pequeños de masa de harina que se añaden al guiso y que a veces llevan perdiz o conejo.

Gazpacho: Se hace con agua, vinagre, pepino, cebolla y tomate. Se aliña con ajo y se le añaden sopas de pan.

Remojón: Se elabora con patas, pimientos colorados, pimientos verdes secos y ajos. Todo esto y una vez cocido se machaca y se le agrega longaniza, trozos de tocino frito, bacalao y se adorna con trozos de huevo cocido.

Puchero: Especie de cocido de garbanzos, carne de cerdo, morcilla, patatas y verduras.

Trigo guisado: Puchero al que se le añade trigo que previamente se ha picado y que después se remoja. Se puede realizar como puchero o potaje y en este caso se le pone hinojos y nabos.

Fritada de sangre: Cebolla y tomate frito con sangre cocida.

Caldo de huevos: Guisado con sofrito de tomate, cebolla, ajos, pimientos, patatas y huevos.

Ajo: Elaborado con migas de pan mojadas en vinagre, almendras peladas, ajos, aceite, patatas cocidas y sal. Se bate hasta convertirlo en una salsa. Se come con patatas cocidas, con pan, con patatas fritas…

Tabirnas colorás (guiso de patatas con pimientos rojos, cebolla y ajos)

Gachas saladas (elaboradas a base de harina, tomate, pimientos, ajo, pescado y aceite).

Embutidos

Fritada

Choto al ajo cabañil

Olla de nabos encebollado con hígado de cerdo

Dulces

Roscos de Semana Santa

Soplillos de huevo y almendra

Mantecados de miel

Rosquillos de vino

Roscos de aguardiente

Roscos de naranja

Almendrados

Suspiros

Alfajores de almendras

Empanadillas rellenas

Cuajado de almendras